My Account

Free U.S. Shipping on All Orders**

Cómo la salud digestiva puede afectar su sueño

Cómo la salud digestiva puede afectar su sueño

Existe una fuerte conexión entre la salud digestiva y el sueño. Por ejemplo, las personas que tienen problemas para dormir suelen tener problemas digestivos, y viceversa. Esto se debe a que tanto el sueño como la digestión están controlados por el sistema nervioso.

Hay algunas formas diferentes en que los problemas digestivos pueden afectar su sueño. En primer lugar, si siente dolor o malestar debido a su problema digestivo, puede resultarle difícil conciliar el sueño o permanecer dormido. Esto se debe a que el dolor es una sensación física que puede alterar el proceso normal del sueño.

Otra forma en que los problemas digestivos pueden afectar el sueño es provocando náuseas o vómitos. Esto nuevamente puede dificultar conciliar el sueño o permanecer dormido, además de aumentar el riesgo de despertarse durante la noche. Las náuseas y los vómitos también pueden provocar deshidratación, lo que puede alterar aún más el sueño.

Los problemas digestivos también pueden causar exceso de gases o hinchazón. Esto puede hacer que sea difícil sentirse lo suficientemente cómodo para conciliar el sueño y también puede provocar una interrupción del sueño si necesita despertarse para ir al baño.

Si usted es alguien que enfrenta un problema digestivo que afecta su sueño, aquí hay algunas cosas que vale la pena saber y que también pueden ayudar a mejorar la situación.

La conexión intestino-cerebro

Existe una fuerte conexión entre nuestro intestino y nuestro cerebro. Esta conexión se conoce como "eje intestino-cerebro".

Nuestro intestino alberga billones de bacterias, conocidas como microbioma intestinal. Estas bacterias son importantes para muchos aspectos de la salud, incluida la digestión, la inmunidad y el estado de ánimo.

El eje intestino-cerebro es una vía de doble sentido. Eso significa que nuestras bacterias intestinales pueden influir en nuestro estado de ánimo y comportamiento, y nuestro estado de ánimo y comportamiento pueden influir en nuestras bacterias intestinales.

Por ejemplo, los estudios han demostrado que las personas con depresión y ansiedad tienden a tener diferentes tipos de bacterias intestinales que las personas que no padecen estas afecciones.

También hay evidencia de que las bacterias intestinales pueden influir en el funcionamiento de nuestro cerebro. Por ejemplo, las bacterias intestinales pueden producir sustancias químicas que afectan nuestro estado de ánimo, como la serotonina y la dopamina.

Por lo tanto, si queremos mantener nuestro intestino y nuestro cerebro sanos, es importante llevar una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad y controlar el estrés. Los probióticos, que son bacterias vivas que son buenas para nuestro intestino, también pueden ayudar.

La leche dorada de Teaveli con probióticos naturales , el jugo de pasto de cebada en polvo con probióticos, el jugo de pasto de trigo en polvo con probióticos y las cápsulas de espirulina chlorella son excelentes suplementos para apoyar su salud digestiva.

¿Por qué deberíamos comer más fibra?

La fibra es una parte importante de una dieta saludable y comer alimentos ricos en fibra puede ayudar a mejorar la digestión. La fibra ayuda a mantener saludable el sistema digestivo promoviendo la regularidad y previniendo el estreñimiento. La fibra también ayuda a mantener el colon limpio y libre de toxinas.

La fibra se encuentra en muchos alimentos, incluidas frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y nueces. Hay dos tipos de fibra: soluble e insoluble. La fibra soluble se disuelve en agua y forma una sustancia similar a un gel, que ayuda a ralentizar la digestión y a mantener la sensación de saciedad por más tiempo. La fibra insoluble no se disuelve en agua y ayuda a agregar volumen a las heces, lo que ayuda a mover los alimentos a través del sistema digestivo más rápidamente.

Llevar una dieta rica en fibra puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar algunos trastornos digestivos, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y la enfermedad diverticular. La fibra también puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer, como el cáncer de colon.

La mejor manera de obtener la cantidad diaria recomendada de fibra es comer una variedad de alimentos ricos en fibra. Buenas fuentes de fibra soluble incluyen la avena, la cebada, los frijoles secos, las lentejas, las manzanas, las naranjas y las semillas de lino. Buenas fuentes de fibra insoluble incluyen el salvado de trigo, el pan integral, las nueces y las semillas.

Si no está acostumbrado a comer mucha fibra, comience lentamente y aumente su ingesta gradualmente. Beber mucha agua también es importante a la hora de aumentar nuestra ingesta de fibra.

La leche dorada en polvo orgánica certificada por el USDA de Teaveli es un suplemento a base de hierbas de cúrcuma y una mezcla de café con leche de cúrcuma, rico en fibra, apto para ceto y vegano, que favorece una respuesta inflamatoria equilibrada y promueve un sueño reparador.

Incluir más alimentos ricos en fibra en nuestra dieta es una forma sencilla y eficaz de mejorar la digestión y promover la salud general.

¿Cómo evitar problemas digestivos comunes?

Hay varios problemas digestivos comunes que pueden afectar a personas de todas las edades. Diversos estudios han aportado algunos consejos generales que pueden resultar de ayuda para personas con problemas digestivos.

  1. Coma despacio y mastique bien la comida. Esto ayudará a nuestro cuerpo a digerir mejor lo que estamos comiendo y reducirá las posibilidades de sufrir indigestión.
  1. Evite comer comidas copiosas. Realizar comidas más pequeñas y más frecuentes ayudará a nuestro sistema digestivo a afrontar mejor lo que comemos.
  1. Evite los alimentos grasos y fritos. Estos pueden ser difíciles de digerir para nuestro cuerpo y pueden provocar indigestión.
  1. Evite las comidas picantes. Estos también pueden ser difíciles de digerir para nuestro cuerpo y pueden provocar acidez de estómago y otros problemas digestivos.
  1. Beber mucho líquido. Esto ayudará a mantener nuestro sistema digestivo funcionando correctamente y reducirá las posibilidades de estreñimiento.
  1. Hacer ejercicio regularmente. Esto ayudará a mantener nuestro sistema digestivo funcionando correctamente y reducirá las posibilidades de estreñimiento.
  1. Consultar a un médico. Él o ella puede ayudarlo a identificar la causa y encontrar el mejor tratamiento para mejorar la calidad de su sueño.

Con un poco de esfuerzo, podrás conseguir el sueño reparador que necesitas y mereces.

Fuentes:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6779243/

https://www.sleepadvisor.org/sleep-and-digestion/

https://www.henryford.com/blog/2021/02/sleep-affects-gut-health


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Related Posts

¿Cuánto resveratrol debo tomar?
¿Cuánto resveratrol debo tomar?
El resveratrol es un polifenol natural que se encuentra en la piel de las uvas, las bayas y el maní, y ha llamado la ...
Read More
Sale

Unavailable

Sold Out